Alquilar vs Comprar

Rentar-vs-comprarEn la mayoría de los casos las personas de una vez piensas que comprar es la mejor opción pero todo depende del momento y circunstancia en la que usted se encuentre. Hay razones sólidas para explorar ambas opciones.

COMPRAR:

El poseer una casa ofrece beneficios contributivos significativos. Sus intereses en la hipoteca y los impuestos sobre bienes raíces se pueden utilizar como deducciones para aliviar la carga contributiva cada 15 de abril. Ésta es definitivamente una consideración positiva en la parte de “comprar”.

Cuando los tiempos en la economía son buenos y usted encuentra una buena casa en un gran vecindario, definitivamente debe considerar comprar. Usted acumulará equidad a medida que los valores de bienes raíces aumentan y tendrá un poderoso activo, especialmente si su propiedad está en una localización deseable. No muerda más de lo que puede masticar. Asegúrese de que el pago de su hipoteca sea cómodo. Si tiene un pago inicial sustancial y seguridad laboral, vaya adelante y dé el paso decisivo hacia la posesión de una casa, especialmente si los intereses están bajos.

Definitivamente hay un beneficio psicológico al poseer una casa. Es un objetivo motivador para muchos. Esta inversión para usted y su familia será una fuente constante de orgullo y si desea pintar todas las paredes de color fucsia, bueno adivine qué, usted puede. ¡Es toda suya!

ALQUILAR:

Si usted sabe que el 20% del pago inicial consumirá todos sus ahorros, y el pago de la hipoteca y los impuestos sobre bienes raíces le ponen nervioso cada vez que piensa en ellos, quizás ahora es el momento de alquilar. Recuerde, si usted agota sus ahorros y su pago de hipoteca lo mantiene desvelado en la noche, ¿qué pasará si se le presentan reparaciones inesperadas u otros gastos de la propiedad? No hay un arrendador a quien llamar, usted es, en última instancia, el responsable.

Quizás no esté seguro que su trabajo esté garantizado o que pueda haber un traslado en el futuro cercano para usted o para su pareja. Si su permanencia en una comunidad dada se siente como pasajera, usted sale mejor alquilando hasta que esté seguro de echar algunas raíces. No hay necesidad de apresurarse cuando nace su primer hijo; tómese su tiempo y planifique cuidadosamente.

Después de la crisis de 2008, muchos dueños de casas se encontraron bajo el agua con relación a sus hipotecas. Más y más personas decidieron que era mejor alquilar, al menos hasta que el mercado de bienes raíces se recuperara de alguna manera. El mercado de alquiler se remontó y es aún una opción popular en estos tiempos económicos mejores pero aún tambaleantes. Incluso, vale la pena considerar un alquiler con opción a compra.

Comentarios cerrados.